BÉISBOL DE BOLÍVAR: UN RICO POBRE

Luis Adolfo Payares Altamiranda

La historia del béisbol de Bolívar está escrita con letras de molde y de grandes gestas gloriosas que aglutinaron proezas y encarnaron el deseo y el sentido de pertenencia, de una región que lleva por nombre el apellido del libertador Simón.

No es para menos que de aquí del departamento sean la mayoría de los Grandes Ligas que ha dado esta nación, desde el primer bolivarense que fue el “Ñato” Ramirez, hasta el último que debutó el año pasado llamado Reiver San Martin. Son jóvenes talentos que han dejado en alto el nombre de Colombia y nuestro departamento.

El mundo cambia y sus matices, dice la frase de los designios, lo que antes funcionaba, ya no lo es, y lo que antes era, ya no es. Así las cosas, nuestro béisbol ha carecido en primera instancia de “DIRIGENTES”, lo escribo con letras mayúsculas y entre comillas para determinar que en estos momentos carecemos de un líder que aglutine los sectores de interés: El sector público, con el sector privado, para llegar a instancias que propendan por el factor económico de nuestra pelota caliente. En un principio la Liga de Béisbol se quedó en el siglo del subuso esperando solo que los institutos de deportes le giraran los recursos, y después de allí cruzarse de brazos y esperar que SAN CIPOTAZO hiciera el resto. Muchas veces pidiéndole plata a los padres de familia, que son los que se meten la mano al bolsillo para satisfacer los deseos de sus hijos y cumplir con las obligaciones que deben ser de la la Liga. Conocí casos en donde los padres de familia pagaban arbitraje, ponían las bolas, incluso daban el refrigerio, porque la Liga no podía hacerlo, con el pretexto de que no tenían recursos.

Guillermo Quintana llevará sus batazos a los Panamericanos - Gigantes
Guillermo Quintana otra de las figuras de Cartagena que brilló con el equipo Gigantes de Barranquilla.

Actualmente jóvenes como Meibrys Viloria, Dayan Frías, Carlos Martínez, Guillermo Quintana, Harold Ramírez, Carlos Arroyo, en fin, solo por mencionar algunos, juegan en la pelota profesional colombiana, dando ejemplo de que el béisbol nuestro no está muerto, y que hay suficiente talento para creer que se puede volver un producto atractivo para cualquier marca que quiera patrocinarlo.

Las opiniones en las redes sobre lo que pasa con el equipo Tigres de Cartagena, aunque a algunos con pasión desenfrenada, han manifestado que no debería llamarse con el apellido de Cartagena, creo que están en un craso error. Primero si nos vamos a los estatutos del Campeonato De Béisbol Profesional, los equipos adquieren su sede y su derecho sean de quien sea, si el dueño es barranquillero o de Capernaum, la verdad  no importa, lo que importa es que tenga un equipo competitivo, pero lo que pasa es que en Cartagena no hay empresas que patrocinen la “riqueza” de peloteros que tiene la heroica y ese es el problema, el asunto no es quien sea el dueño, creo que no, el asunto es que así como Montería pudo tener su propio equipo con capital netamente criollo, en Cartagena no se ha podido, por múltiples factores, que no vale la pena enumerar aquí, lo que si está claro es que la crisis política a la cual ha estado sometida la ciudad en los últimos 15 años, ha tras polarizado todas las aristas y variables económicas, sociales, en lo cual nuestro querido béisbol ha sido una víctima más.

Down in the Dominican: DSL Indians June 10th-22nd | The Sports Daily
Dayan Frías del equipo Vaqueros de Montería

Sin embargo, aquellos que se devanan los sesos sin cesar, diciendo que los “killeros” son los dueños de la pelota, y que tal y pascual, con un pensamiento retrogrado, como si estuviéramos en las épocas de la vía a la cordialidad. Son conceptos que no comparto, las épocas divisorias del fundamentalismo regional, están en el ostracismo, en el completo mar de la ignorancia, y no seré caja de resonancia para amplificarlos. Si los barranquilleros tienen el mejor estadio de bésibol de Colombia, es porque se dieron cuenta que podían hacerlo, aquí en Cartagena, si queremos darle un “monazo” al 11 de Noviembre salen las monjas de la caridad, y hasta la mamá de Tarzán a decir que eso no se puede hacer. Cuando se quiso hacer un estadio de béisbol en el sector de Chambacú salieron los arquitectos sin diploma a decir que no se podía porque se afectaba el patrimonio. Somos una ciudad fragmentada que no se ha construido a través de los tiempos en un proceso de unión que aglutine sentido de pertenencia y formas de creer que se pueden hacer grandes proyectos, en beneficio de la ciudad. Lo que hay es una negación al progreso, en el deporte, y también una gran cantidad de puya ojos que siempre quieren pescar en rio revuelto. Así nunca avanzaremos como ciudad, y mucho menos en nuestro béisbol.

Meibrys Viloria Estadísticas, Noticias, Biografía | ESPN
Meibrys Viloria con experiencia en Grandes Ligas, juega en el equipo Vaqueros

Y qué decir del campeonato que más firmas ha dado para la MLB, este año no obtuvo ni el apoyo del IDER ni de IDERBOL, y precisamente una empresa de Barranquilla fue quien los apoyó y de esta manera pudo cumplirse el “Showcase” para que muchos muchachos fueran vistos por los scouts de la MLB.

Los tiempos pasados para nuestro béisbol fueron mejores, en el ámbito profesional, eso es así, pero ahora el costo de un equipo de béisbol con un dólar a mas de $4.000 pesos se convierten en una empresa bastante onerosa para cualquiera, y este deporte no se hace con romanticismo, sino con plata, y esa es la que nadie en Cartagena quiere invertir en un equipo de pelota caliente.

Ojalá este año Cartagena tenga otro equipo de bésibol profesional, con capital criollo, con jugadores del patio, para de esta manera vuelva a rugir el vetusto estadio 11 de noviembre, ahora llamado Abel Leal, se vuelvan a escribir las páginas gloriosas de nuestra pelota caliente, ahora sí, mucho mejor que años anteriores.

Para concluir seguimos siendo unos ricos pobres, pero aquellos que todavía respiramos béisbol por nuestras venas, debemos poner nuestro granito de arena para que renazca la pelota caliente en Cartagena.

PD: Van poco mas de 10 peloteros bolivarenses firmados al béisbol organizado este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.