El pitcher exitoso

Por: Michel Arronte

El lanzador requiere poseer y desarrollar sistemáticamente, un grupo de aspectos, que se convierten; (en el entrenamiento, las competencias e incluso su vida misma) en sus selectas herramientas de trabajo.El lanzador debe ser un hombre:

Voluntarioso: Persistente, trabajador hasta le médula, saber vencer el cansancio, poder crear un estado de ánimo de alegría y valor para enfrentar cada tarea, llegar a vencer el dolor, en resumen que su guía lo constituya la palabra “VENCER”.

1. Inteligente: La inteligencia del pitcher no está en su nivel cultural está en la potencialidad de percatarse de los acontecimientos, no confiarse nunca, ser muy hábil tratando siempre de descubrir al bateador, “saber qué quiere”, para poder dominarlo.

2. Perspicaz: Estar a la viva, ser pícaro , desconfiado, tratar siempre de burlar al contrario, provocar al bateador, ponerlo a pensar, saber que quiere.

3. Disciplinado Consciente: Ser puntual, cumplidor, dócil, sencillo, independientemente del medio donde te desenvuelvas, llevar dentro de sí un entrenador interno con el cual siempre hay que quedar bien, ese tiene un nombre y un apellido “amor desmesurado a la actividad”.

4. Flemático: Saber concentrarse, inspirar confianza, jamás dar muestras de alteración, de pérdida de control. En los momentos más tensos trasmitir al grupo “equipo” tranquilidad y fe absoluta en la victoria.

5. Observador Calculador: Conocer todos los detalles del contrario, positivos y negativos, que batea, donde batea, para donde lo hace, si es oportuno, si no lo es, como se encuentra en ese momento, observar siempre quien está en el círculo de espera, se puede cambiar el que está al bate, el béisbol nos da esa cobertura.

6. Estudioso: A todas horas debe estar estudiando el contrario, en la casa, en la calle, en la cola del cine, en el ómnibus, al acostarse; buscar siempre literatura especializada, oír a todos y asimilar lo que sea de interés.

7. Elegante: Desde como se viste, como camina, como se expresa, como gesticula, como pitchea (el carácter de un lanzador), hacerlo todo sin exageración y con mucha pulcritud. El porte y aspecto de un pitcher inspira respeto, elemento importante en el camino del éxito.

8. Memoria Prodigiosa: Simplemente que al finalizar cada partido te duela más la cabeza que el brazo. Saber incluso al cabo de los años en que inning, en que conteo, en que zona, con que lanzamiento nos bateo un determinado bateador. Por tanto en el juego esto es imprescindible ,

9. Carismático: Por su conducta inspirar confianza dentro y fuera del terreno, ser ético en su medio social, impactar en los demás con sencillez y naturalidad al resolver los problemas. Ser altamente confiable y desbordar amor por la camiseta.

10. Ilógico: Dentro de los juegos se dan situaciones tácticas constantes en el gran antagonismo bateador- lanzador, que en los dugout, los árbitros, los aficionados y hasta el chofer del ómnibus saben lo que se va a lanzar, entonces como no lo va a saber el bateador, y lo más peligroso, es que hay lanzadores que son fieles a todos esas personas y hacen el lanzamiento esperado. Consecuencias: imagínese batear avisado.Recuerda ser ilógico, que no te adivinen los lanzamientos porque llega un momento, que lo ilógico para uno, no lo es para otros, si lo normal en dos bolas cero strikes es tirar rectas y usted tira curvas, la curva en ese conteo en usted, es lógico por tanto tire rectas. El carácter ilógico es operativo esta lucha no tiene patrones “ pon tu mente a funcionar y vencerás”.

Pitchear no es fuerza trata siempre de descubrir lo que quiere o espera el bateador y podrás dominarlo frecuentemente. Prepara una estrategia contra cada bateador teniendo en cuenta:a) Qué viene ha hacer.b) Con qué lanzamiento lo quiere hacer.c) Cuál es su punto vulnerable.d) Con qué y cómo bateó la vez anterior.e) Situación de juego.f) Tu mejor lanzamiento ese día.

Nunca olvides que quien piensa en un solo lanzamiento (no avanza). Quien piensa en dos (va por buen camino) y quien piensa en tres (son los que se consagran). Propóntelo y verás como se disfruta, ese es el arte de pitchear.Como ven pitchear sin duda es un arte y a la vez el trabajo más agotador en el béisbol “dentro y fuera del terreno”. Es la posición donde más rápido se malogran posibles talentos y donde menos perdura el atleta en el béisbol debido a:a) Ser más frecuente la aparición de lesiones.b) Un entrenamiento altamente riguroso.c) Descontento en las primeras actuaciones, etc. Al no saberse que esta es el área dentro del juego donde más se tarda en estabilizar resultados.

Unos lo justifican por una deficiente preparación física, otros por un pobre pensamiento táctico, YO sin embargo considero que el problema radica en una insuficiente preparación técnica y en un pobre trabajo hacia el entrenamiento mental donde seamos capaces de cultivar la mente del lanzador.Estos ASPECTOS insisto aseguran en un lanzador los elementos básicos para emprender el largo camino del éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.