CUANTO VALE UN PADRASTRO? YO NO HE CONOCIDO A UN HIJASTRO QUE MANIFIESTE TANTO AMOR FILIAL A SU PADRASTRO COMO EVARISTO GONZÁLES JIMÉNEZ

Este 21 de Mayo es el “Opening Day” de la Super Liga Premier de Béisbol de Europa
6 abril, 2021
El peso de una jugada
22 abril, 2021

Por: Luis Miguel Deavila Rodriguez

Un padrastro es una persona que hace las veces de padre, cuando la madre toma a otra persona como compañero. En algunos casos pueda que el padrastro no logré tener el cariño que tendría el padre biológico para con sus hijos, que también en otros casos no solo llega a reemplazar al padre, sino que para el hijo viene a ser su verdadero padre, mientras que el papá biológico deviene solo como su donante del material genético.

Entre Abel Leal Díaz y Evaristo Gonzáles Jiménez nació un amor filial yo diría que en extremo, hasta el punto que Leal le quería cambiar a Evaristo el apellido del padre, pero su señora madre no aceptó.

Evaristo desde pequeñito vio a Leal Díaz como su ídolo. No se perdía de un partido de béisbol donde jugará Abel.

Pero un día esa idolatría por el beisbolista se frustró cuando Antonio Manía Torres, quien dirigía el equipo Kola Román, dió de baja al señor Abel Leal, por bajo rendimiento. “No hay más 11 de noviembre, Manía me botó dijo adolorido Leal Díaz”.

Dice Evaristo que una tarde su ídolo llegó a su casa con la nueva buena que Justo Deavila, quien era manager del equipo Terminal, lo llamo y le dijo que se preparara, que el próximo domingo jugaban contra el Kola Román.

Se llegó la fecha. Lanzaba por el Kola Román, Alcibíades Jaramillo, a quien le tenían miedo por su velocidad. El partido lo iba ganando 2 carreras por una, dos out y dos hombres en base. Le tocó el turno a Leal y pegó un batazo que voló la cerca y puso a ganar a el Terminal.

Evaristo brincaba de la alegría y con su vocecita de pelao le gritaba a Manía..coje..coje y lo botaste.

Ese día se ratificó más el cariño, aprecio y amor filial de Evaristo González Jiménez hacia Abel Leal Díaz. Todo eso lo originó el rol de padre que asumió Abel Leal Díaz, quien le enseñó a divertirse sanamente, con respeto y siempre apuntando a ser el mejor.

Abel se esmeró por atender a Evaristo y a su hermana Rosalba y su madre Sonia Jiménez.
Por eso Evaristo, lucho, dió lata hasta conseguir que el estadio de béisbol, lo bautizaron ABEL LEAL DÍAZ. Igualmente convenció al maestro Óscar Noriega para que elaborará la estatua de su ídolo y padre Abel Leal, la cual está instalada en las afueras del estadio.

Este año se ha visto “loquito” a Evaristo González Jiménez, organizando los actos que cumplió con sus amigos. Primero el nacimiento y este 13 de abril, los dos años de su muerte.. EVARISTO GONZÁLES JIMÉNEZ, UNO DE LOS POCOS HOMBRES AGRADECIDO CON SU PADRASTRO QUE HE CONOCIDO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *